Reflexiones sobre los medios de pago que nos regala el 2020

Nahúm Ojeda

CPO de Kushki

junio 01, 2020

Si bien hoy nos encontramos en un mundo de información en el que diariamente estamos expuestos a puntos de vista extremos, que llevan a nuestras emociones a oscilar entre lo preocupante y lo divertido, cultural y esperanzador; estos próximos párrafos pretenden compartir algunas reflexiones respecto a la evolución y perspectivas de los pagos electrónicos en Latinoamérica.

Cerrando el 2019, mismas formas

Al cierre del año pasado la adopción de pagos digitales en Latinoamérica no presentaba avances significativos. Si bien el crecimiento de la región en Comercio Electrónico avanza desde hace 3 años a doble dígito (20% de aumento en las ventas anuales, entre 2017 y 2019), los pagos digitales han sido, preponderantemente, adoptados por usuarios bancarizados.

Sin embargo, ahora sabemos que estábamos a punto de ver cambiar la forma cómo realizamos nuestros pagos.

Una vida con ajustes

Ya conocemos la historia que nos ha presentado el 2020, la cual exige cambios de hábitos en nuestra vida cotidiana, abarcando una cantidad de áreas que pasan desde lo laboral hasta lo social, incluyendo patrones de comportamiento, principalmente en nuestra forma de consumo.

Primeros cambios

Ante un entorno de movilidad restringida, el primer aspecto que hemos tenido que modificar es nuestra manera de comprar. Más allá de visitar algún supermercado local con las normas sanitarias que cada país ha establecido, nos hemos tenido que adaptar a adquirir muchos artículos de forma online, comportamiento que quizás no era tan común para muchos de nosotros, pero que se ha vuelto forzosamente la solución ante la presente situación.

Esto es evidente cuando vemos a todos aquello que se prepararon para el aislamiento comprando artículos para ejercitarse en casa, los que armaron un arsenal médico, los que llenaron el inventario de comida para mascotas o los que se consintieron a sí mismos complementando su alacena con todo lo necesario para hacer postres o platillos de esos que nos dan una recompensa inmediata; por supuesto, sin olvidar a aquellos que acudieron al segmento de bebidas espirituosas.

Pero así como algunos rubros han obtenido toda nuestra atención, otros han perdido su atractivo en este momento, y es todo lo relacionado aquello que la circunstancia actual nos limita a disfrutar. De esta manera, han disminuido las compras de artículos de viaje, accesorios para automóvil, ropa para nadar, accesorios de fiestas, montañismo, etc.

Segundos cambios

Luego de dotarnos con los insumos necesarios para enfrentar este confinamiento de la mejor manera, se presentan las obligaciones que todo hogar debe de forma religiosa afrontar, cómo pagar los servicios primarios, tarjetas bancarias, créditos comerciales, impuestos, trámites gubernamentales, etc.

Ante las restricciones presenciales, hemos tenido que buscar formas de pagos en línea para poder hacer frente a nuestras responsabilidades en este aspecto. Para los que estaban ya familiarizados con esta tendencia, bien. Para los que no estaban preparados, han tenido que buscar a algún familiar o amigo para que les explique, o aprender de forma autodidacta, cómo realizar estos pagos.

Kushki pagos internet

La necesidad forzada

Todo comercio, o prestador de servicio privado o público se ha enfrentado a esta imperiosa necesidad de vender o recaudar recursos a través de medios electrónicos. Las empresas están levantando plataformas online diariamente, y los gobiernos han tenido que modificar leyes y reglamentos para poder habilitar los pagos a través de esta vía.

La realidad es muy clara. Los pagos electrónicos ya no son una opción adicional o un canal de prueba para ventas o cobros, simplemente se han convertido en la opción más viable para la vital interacción entre prestadores y usuarios.

¿La desmaterialización de la moneda es real?

Si bien el panorama indica que a largo plazo, nos acercaremos hacia esta tendencia, la realidad que enfrentan nuestros países aún presenta muchos retos. Ante la baja bancarización, alta informalidad y desconfianza de muchos de los usuarios ante estos métodos no presenciales de pago, hacen que el camino no sea inmediato; por lo que hoy ya existen alternativas entre estos dos mundos (Digital vs Efectivo) que están ganando mucho terreno en nuestros mercados.

Los pagos en línea realizados en efectivo en cadenas comerciales, conveniencia, farmacias, están creciendo de forma similar (doble dígito anual) a la adopción de comercio electrónico en la región. Es por esto que vamos a ver esta mutación en nuestras costumbres de pago de forma gradual y conforme vayamos avanzando en virtud de la confianza, conocimiento y protección de todos los usuarios.

Kushki en Latinoamérica.

Con el pesar de las circunstancias que nos afectan a todos en este momento, para Kushki ha sido un viaje afortunado que nos ha permitido ser parte de esta evolución en toda la región, siendo testigos de historias que nos llenan de empatía al participar en campañas de ayuda para sectores de comercio (Perú), incorporar métodos de pago electrónico para entidades gubernamentales (Colombia) y gobiernos municipales (Ecuador).

Esta situación nos ha exigido desarrollar nuevas formas de cobro (como nuestros links de pago) que facilitan la incorporación de pagos en línea sin necesidad de una integración. Por otro lado, nuestros indicadores de servicio se han multiplicado y nuestra área de integraciones ha tenido que aumentar sus esfuerzos para poder atender la escala de comercios que hoy requieren, más que nunca, de nuestro apoyo para habilitar pagos en línea en la región.

En Kushki estamos trabajando para generar mejores soluciones y métodos de pago, así como también procesos de atención ágiles, y sobretodo estamos escuchando a nuestros clientes, por los que nos estamos esforzando en ser la pasarela de pagos que conecte a toda Latinoamérica.

¿Te gustaría mantenerte al tanto de nuestro contenido? Suscríbete a nuestra lista de correos.